Gastos asociados a la compra de una vivienda

Gastos asociados a la compra de una vivienda

Gastos asociados a la compra de una vivienda

La adquisición de una vivienda usada conlleva una serie de gastos que el comprador debe tener en cuenta. Estas costas están relacionadas principalmente con la firma de una hipoteca y el abono de los impuestos correspondientes. ASICVAL (Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana) recomienda a las inmobiliarias valencianas asociadas informar a sus clientes de los gastos asociados a la compra de una vivienda usada para que puedan valorar realmente su capacidad financiera para hacer frente a la operación.

Gastos asociados a la compra de una vivienda relacionados con la hipoteca

La concesión de una hipoteca implica ciertos gastos obligatorios a sumar a la cantidad que el nuevo propietario adelantará al banco en concepto de entrada. Actualmente las entidades bancarias están concediendo hipotecas por el 80% del valor de la vivienda, de manera que el comprador debe aportar el 20% restante. Sin embargo, antes de la concesión de la hipoteca, el comprador debe asumir el coste de la tasación del inmueble para que el banco pueda valorar las condiciones de financiación para su compra.

Dado que la firma del préstamo hipotecario se realiza ante notario, el comprador también debe contar con este gasto, junto a los de Registro y gestoría. Un gasto menor a sumar de forma compartida con el banco es el timbrado de la escritura notarial y las copias adicionales de la escritura. No obstante, la nueva Ley Hipotecaria contempla que sea el banco quien asuma los gastos de notaría, gestoría y Registro. Desde octubre de 2018, también corre a su cargo el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

En todo caso, el reciente acuerdo entre Arriaga Asociados y FAI (Federación de Asociaciones Inmobiliarias) permite a las inmobiliarias valencianas ofrecer un servicio de consultoría a sus clientes sobre hipotecas con el fin de prevenir cláusulas abusivas.

Gastos asociados a la compraventa de una vivienda

Firmada la hipoteca, el comprador debe hacer frente a la firma del contrato de compraventa y su elevación a escritura pública, que suele realizarse coincidiendo con la firma de la hipoteca. La escritura también deberá depositarse en el Registro de la Propiedad. En el contrato de arras se suele establecer que estos gastos se repartan a partes iguales entre vendedor y comprador, aunque podrían fijar condiciones diferentes.

Los honorarios de notaría y Registro están fijados por ley y varían en función del precio de la vivienda.

Impuestos asociados a la compra de una vivienda

También son gastos asociados a la compra de una vivienda usada el pago de los correspondientes impuestos:

  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados: La firma del contrato de compraventa grava por sí mismo otro Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, (IAJD) distinto al que paga el banco por la firma de la hipoteca. La Comunitat Valenciana aplica un gravamen del 1,5% en el IAJD.
  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Se trata de un impuesto indirecto que grava la compraventa de viviendas usadas. Su recaudación es responsabilidad de cada autonomía. La Comunitat Valenciana aplica un interés general del 10% sobre el precio del inmueble aunque ofrece reducciones a menores de 35 años (8%) si se trata de la adquisición de su primera vivienda habitual; y familias numerosas (4%) y discapacitados (4%) si se corresponde con la que será la vivienda habitual. El plazo de pago del tributo es de 30 días hábiles desde la firma de la escritura pero se puede fraccionar en tres años.
  • IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles). Normalmente el vendedor asume el pago del IBI del año en curso de la compraventa pero dependiendo del momento en que se realiza, las partes pueden acordar compartir el abono del impuesto.