Reclamamos a la banca que no cargue el impuesto de las hipotecas a los consumidores

Reclamamos a la banca que no cargue el impuesto de las hipotecas a los consumidores

La Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana (ASICVAL), que agrupa a 124 inmobiliarias valencianas, ha lamentado hoy la decisión adoptada ayer por el pleno de la sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo de que sean los clientes quienes paguen el impuesto de actos jurídicos documentados correspondiente a la escritura pública de los préstamos hipotecarios. A su vez, ha reclamado a las entidades financieras que, cuando sea efectivo el decreto ley anunciado esta mañana al respecto por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no repercutan el impuesto a los consumidores.

“Lamentamos que el Supremo haya priorizado el interés de la banca sobre los intereses de los consumidores”, ha afirmado la presidenta de ASICVAL, Nora García Donet, sobre la decisión, que modifica el criterio fijado por la sección segunda de la misma sala el 16 de octubre, cuando acordó que el impuesto debía ser abonado por los bancos, al considerarlos los principales interesados en la formalización del préstamo. La también presidenta de la Federación de Asociaciones Inmobiliarias (FAI) españolas ha expresado que las agencias “han acogido la decisión con estupor”, pues “ha excedido el debate sobre la retroactividad de la devolución, donde lo creíamos situado, y ha modificado por completo el acuerdo anterior, el peor escenario posible para las familias españolas”.

Sorpresa en el sector inmobiliario

“Nadie en el sector esperaba este giro”, ha afirmado García Donet, quien también ha lamentado “la inseguridad jurídica causada durante estas tres semanas de circo”, en las cuales las entidades financieras, según lo constatado por las inmobiliarias valencianas, “han aplazado entre un tercio y la mitad de las firmas de hipotecas comprometidas”. “La credibilidad del país se ha visto dañada y la imagen del sector también ha resultado perjudicada” ha asegurado.

García Donet ha valorado el anuncio de la aprobación de un decreto ley por parte del Gobierno para que, en lo sucesivo, sean las entidades financieras quienes abonen el impuesto. “Confiamos en que contribuya a abaratar y facilitar el acceso a la vivienda”, ha explicado la presidenta de ASICVAL, quien ha reclamado a la banca que “actúe con responsabilidad y no repercuta el impuesto en los costes de las hipotecas”. “Sería un error que las entidades subieran los diferenciales respecto al Euribor o que endurecieran las condiciones de acceso”, ha afirmado García Donet, para quien, en cualquier caso, “lo deseable sería una revisión global de la fiscalidad de las hipotecas”.