Pasos a seguir para alquilar una vivienda

Pasos a seguir para alquilar una vivienda

Pasos a seguir para alquilar una vivienda

ASICVAL-Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana recomienda varios pasos a seguir para alquilar una vivienda con plenas garantías, sobre todo en un momento en que existe una alta demanda pero la oferta de inmuebles es escasa. El proceso no es el mismo que comprar una vivienda, para el que las inmobiliarias valencianas hacen las recomendaciones que se recogen en una publicación anterior. Sin embargo, algunas cuestiones a tener en cuenta pueden ser coincidentes en cuanto a la evaluación del estado de la vivienda o la gestión de los suministros.

1- Pasos a seguir para alquilar una vivienda: la búsqueda.

La insuficiencia de viviendas de alquiler hace necesario comenzar la búsqueda con tiempo para poder acceder a un inmueble con las características deseadas, y no aceptar el que se presenta para dar respuesta a la necesidad urgente. Esta última opción suele corresponderse, además, con precios más elevados o la renuncia a determinadas demandas.

La mediación de un profesional inmobiliario es clave desde la fase de búsqueda, ya que evaluará junto al futuro inquilino sus opciones reales de alquiler y ajustará sus propuestas a los requisitos y presupuesto pactados.

2- Pasos a seguir para alquilar una vivienda: información del inmueble y estado de la vivienda.

Una vez elegida la vivienda que se quiere alquilar, es necesario hacer una serie de comprobaciones como confirmar en el Registro de la Propiedad que quien alquila la vivienda es realmente el propietario de la misma. El futuro inquilino también tendrá que evaluar el estado de conservación más allá de la primera visita. Para ello se recomienda visitar la vivienda de nuevo para poder abrir puertas, ventanas y grifos; encender luces y electrodomésticos, si los hubiera; y advertir posibles desperfectos en el mobiliario si la casa se alquila amueblada. Igualmente, tendrá que solicitar el certificado energético de la vivienda.

Un profesional inmobiliario de ASICVAL se encargará de estas gestiones. En el momento de la captación de la vivienda verificará la titularidad de la propiedad, y la pondrá en el mercado del alquiler con su correspondiente certificado energético para información del cliente, tal y como dispone la ley. Asimismo hará una evaluación de la conservación de la vivienda y recomendará al propietario las mejoras que fueran precisas. No obstante, el arrendatario dispondrá por contrato de un periodo de plazo para detectar desperfectos que el arrendador deberá subsanar. 

3- Pasos a seguir para alquilar una vivienda: demostración de solvencia económica.

Algunos propietarios solicitan pruebas que demuestren la solvencia económica del inquilino, como puede ser el contrato de trabajo o la copia de nóminas. En algunos casos pueden demandar también un avalista o un aval bancario que haría frente al pago del alquiler en caso de impago por parte del arrendatario.

Un profesional de ASICVAL siempre asesorará y mediará entre las partes. Por una parte; estudiando el perfil del arrendatario y ofreciéndole opciones ajustadas tanto a sus necesidades como a su realidad socioeconómica. Por otra parte, ofreciendo seguridad al arrendador buscando al inquilino idóneo.

En el caso de ser necesario un aval, un profesional de ASICVAL también orientará al arrendatario entre las opciones existentes.

4- Pasos a seguir para alquilar una vivienda: firma del contrato de alquiler.

En el contrato de alquiler debe quedar reflejada tanto la parte arrendataria como la arrendadora, además de:

  • el periodo de validez del contrato acorde a la ley. Según el último Real Decreto Ley 7/2019 de 1 de Marzo de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, con entrada en vigor el 6 de marzo y a la espera de ser validado por la Comisión Permanente, arrendador y arrendatario podrán pactar libremente la duración del contrato de alquiler pero el inquilino podrá prorrogar voluntariamente su duración hasta los cinco años si el arrendador es una persona física, y hasta los siete años, si es una persona jurídica. Para ello solo tendrá que permanecer en la vivienda hasta el vencimiento de este plazo. Si el arrendador quiere dar por finalizado este contrato, tendrá que notificárselo al arrendatario cuatro meses antes de que se cumplan los cinco o siete años. En el caso de que sea el inquilino quien quiera rescindirlo, tendrá que comunicárselo al arrendador con dos meses de antelación. Si no hay notificación por ninguna de las partes, el contrato se prorrogará tres años más, y a partir de esta fecha con periodicidad anual.
  • El arrendador como persona física puede incluir, además, una cláusula que le permita la rescisión del contrato de alquiler antes de los cinco años si necesita la vivienda para uso permanente para algún familiar de primer grado, para sí mismo o para su cónyuge en caso de separación, divorcio o nulidad matrimonial. Para ello tendrá que notificárselo al inquilino con dos meses de antelación.
  • el periodo de carencia que el arrendador ofrece para que el arrendatario pueda realizar la mudanza.
  • el precio del alquiler mensual y qué incluye. Por ejemplo, si incluye gastos de comunidad o, no.
  • El importe de la fianza que aporta el inquilino y la obligación del arrendatario de depositarla en la Conselleria de Economía y Hacienda en un plazo de 15 días. Según el Decreto 333/1995 de la Generalitat Valenciana, la fianza equivale a una mensualidad de la renta.
  • El aval que se aporta si fuera solicitado por el arrendatario.
  • Acuerdos de otro tipo de gastos. Por ejemplo, quién es el responsable de pagar el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles); el arrendatario, el arrendador o a partes iguales.
  • Las modificaciones o no, que puede hacer el arrendatario en la vivienda, y si tiene que notificarlas con antelación al propietario.
  • El periodo de plazo una vez iniciado el contrato para que el arrendador pueda notificar desperfectos al arrendatario con el fin de que pueda solucionarlos.
  • Posibles averías y desperfectos que el arrendador asume y que constan en el contrato para eximirle de responsabilidad.
  • Posibles averías y desperfectos que el arrendador asume reparar a cambio de una negociación en el precio del alquiler.
  • Quién es el responsable de qué tipo de averías durante el periodo de vigencia del contrato.

Un inmobiliaria valenciana asociada a ASICVAL se encargará de preparar el contrato de alquiler acorde a la ley, e intercederá entre la parte arrendadora y la arrendataria en todas las cuestiones que sean de interés para ambas.

5- Pasos a seguir para alquilar una vivienda: cambio de titularidad de los suministros

Una vez firmado el alquiler, queda por resolver el cambio de titularidad de los suministros de la vivienda. El inquilino será el responsable de realizar este trámite, aunque el arrendador se hará cargo de los recibos anteriores al periodo de inicio del contrato del alquiler.