Entrevista a Miguel Ángel Gómez, presidente de FADEI

Entrevista a Miguel Ángel Gómez, presidente de FADEI

Entrevistamos al presidente de AMADEI (Asociación Madrileña de Empresas Inmobiliarias) y nuevo presidente de Fadei (Federación de Asociaciones de Empresas Inmobiliarias), la patronal de las inmobiliarias españolas.

  1. Tres meses después de haber tomado posesión de la presidencia de Fadei, ¿cuál es su balance en el cargo?

Llevo en la junta desde hace varios años y el paso a la presidencia ha sido muy bueno y con mucha ilusión. La junta entera de Fadei está con muchas ganas de realizar mejoras en el sector inmobiliario, así que va a ser muy fácil. En estos meses únicamente nos ha dado tiempo a ir preparándonos para todo el trabajo que tenemos por delante, ya que hay muchos asuntos en los que tenemos que incidir por el bien de la industria inmobiliaria.

  1. ¿Qué retos se plantea Fadei para el próximo año?

Los retos en el mundo inmobiliario son continuos, pero el más importante es conseguir que el ciudadano sepa lo que realmente hace un inmobiliario, porque no solo es vender o alquilar un inmueble. Hacemos una labor imprescindible socialmente en todos los barrios y pueblos de España ayudando a encontrar hogares e ilusiones a los ciudadanos, ayudamos en la sostenibilidad de nuestras poblaciones y mucho más. Debemos conseguir que nuestra profesión no esté demonizada por algunos actores del sector que piensan que somos los enemigos de los ciudadanos y una de las cosas que va a contribuir a esto es conseguir un registro obligatorio de los agentes inmobiliarios a nivel nacional, que el inmobiliario que quiera entrar a trabajar en el sector tenga lo mínimo para dar garantías al cliente final.

  1. ¿Qué diagnóstico hace de la situación del mercado de la vivienda en España?

Desde mi experiencia de 27 años en el sector, en un mercado en el que hemos pasado por varias crisis y actualmente pasamos por varias guerras, inflación alta, los tipos de interés más altos desde hace más de 10 años, reducción de la oferta de alquiler; todo esto supone una mayor dificultad para el acceso a la vivienda, pero siempre hay que ver lo positivo, sino no puedes estar en este sector.

La relación público-privada debería será constante con todos los gobiernos. Somos una voz muy importante dentro del sector y en eso trabajamos desde Fadei.

  1. ¿Cuál es la posición de Fadei respecto a la Ley de Vivienda?

Como no puede ser de otra manera, creemos que fue una ley sin consenso. No se consultó a todos los actores del sector. Fue una ley electoralista para conseguir unos apoyos políticos que nadie ha entendido.

Es una norma que, entre muchas cosas, supone la intervención del mercado de la vivienda en alquiler, se invaden competencias autonómicas, no protege a todos los intervinientes de una transacción de alquiler, lo que está perjudicando al arrendatario que quiere muchas ofertas de alquiler. Esto ha sido uno de los factores que ha provocado que la oferta se reduzca, ya que los arrendadores se sienten desprotegidos en caso de impagos, debido a que los tiempos para recuperar sus inmuebles son excesivos. Parece una ley que cubre más al “okupa” que al arrendador, que la mayor parte de ellos son pequeños ahorradores que compraron para después alquilar y tener un complemento a su jubilación.

No han contemplado la profesionalización del sector que hemos solicitado y hemos trabajado desde Fadei con muchas reuniones con todos los partidos políticos. No entienden que para vender o alquilar un inmueble hay que hacerlo con profesionalidad y garantías para el consumidor. Es algo ilógico que ni lo contemplaran. Seguiremos trabajando para conseguirlo.

  1. ¿Qué cambios legislativos continúan siendo necesarios en el mercado de la vivienda?

Derogar una gran parte de la ley de la vivienda. Agilizar los trámites de procedimientos de desahucios, eliminar el control de los precios de alquiler y proteger a las dos partes, arrendatario y arrendador. Esto está produciendo que se reduzca el stock de viviendas, provocando que los precios suban y no sea viable por parte de los inquilinos encontrar opciones de alquiler. Y algunas actuaciones más para que no exista diferencia entre los ciudadanos, ya que esta ley solo contempla ayudar a una parte de los que intervienen en una transacción tanto en venta como en alquiler. Dotar de seguridad jurídica a cualquier comprador de inmuebles en España. También es fundamental un cambio jurídico que contemple la urgente necesidad de viviendas de protección pública tanto en venta como en alquiler.

El mercado genera un porcentaje alto en el PIB nacional y no se nos tiene en cuenta. Nosotros podemos aportar mucho y esperamos que en las siguientes reuniones estemos para poder dar forma a leyes que sean equitativas para todas las partes.

  1. ¿Qué pueden aportar las asociaciones de agencias inmobiliarias en general y las agencias inmobiliarias en particular a la hora de buscar una solución al problema de la vivienda?

Mucho, el mundo asociativo es necesario. Las asociaciones locales son las que conocen sus comunidades autónomas, trabajan por la industria y por el bien del consumidor. No tiene sentido que aún existan empresas inmobiliarias que no se asocien. No solo se paga una cuota. Las asociaciones, además de ostentar la representación local ante las instituciones, aportan cursos de formación, información jurídica y sobre todo unión del sector.

El acceso a la vivienda es un problema desde hace muchos años. Ninguno de los partidos que ha estado gobernando ha hablado con nosotros con relación a este problema y somos los que escuchamos a los ciudadanos contarnos su necesidad de vivienda. Vemos los problemas desde la calle, no en los despachos.

Debería haber una comisión permanente de trabajo con los actores del sector para poder ayudar a solucionar este problema, no solo es hacer vivienda en venta y en alquiler. Con el stock actual que hay de segunda mano, que pasa por nuestras agencias, se puede solucionar gran parte del problema si contaran con nosotros. Hay que buscar otras vías para que los ciudadanos puedan comprar y alquilar una vivienda con seguridad.

  1. A causa de los problemas de acceso a la vivienda y de los efectos de la Ley de Vivienda, la imagen de las agencias inmobiliarias se ha visto afectada negativamente ¿qué propone Fadei para reivindicar el valor de las agencias inmobiliarias?

Desde Fadei llevamos mucho tiempo trabajando en la imagen del sector y defendiendo a nuestra industria. Somos la patronal y así se nos ve en las instituciones, pero lo más importante es tener unión y trasladar lo que realmente hacemos. Somos los que asesoramos y ayudamos a muchos ciudadanos a tener su vivienda en venta y alquiler y confían en nosotros. Debemos explicar lo que hacemos y en Fadei seguiremos haciéndolo tanto de cara al empresario inmobiliario como al consumidor. Por ejemplo, en relación al cobro de honorarios al arrendatario, no se cuestionaría, ya que hacemos un trabajo de búsqueda, gestión y muchas más cosas, y la ley de la vivienda, injustamente, nos ha prohibido cobrar por un trabajo que se realiza desde las agencias inmobiliarias.

  1. Usted se ha manifestado a favor de regular la profesión inmobiliaria, ¿qué pasos se deberían dar hacia este objetivo?

Los pasos los llevamos trabajando desde hace años, con muchas reuniones de trabajo, reuniones institucionales, informes técnicos, jurídicos, etc. Hemos intentado que se regulara en la ley de la vivienda, pero no fue posible. Desde Fadei seguimos explorando la vía jurídica que nos permita regularizar el sector de la intermediación inmobiliaria a nivel nacional porque en algunas comunidades ya lo tienen, pero todas deberían entender que es por el bien del consumidor, no de los inmobiliarios. Es para dar una seguridad y protección al ciudadano. Nuestro trabajo desde Fadei no va a decaer en este sentido.

  1. ¿Por qué son importantes organizaciones como Fadei en el sector de las agencias inmobiliarias?

Porque somos la patronal, somos la voz de las empresas de intermediación inmobiliaria ante las instituciones, somos los que creamos el convenio colectivo y el que quien lo negocia. No entiendo que aún haya empresas en el sector que no estén en ninguna asociación local y que vayan ¨solas¨ en sus comunidades autónomas. Creo que la unión es lo que hace que se nos escuche. Si damos la imagen de que cada uno va por su lado, no ofrecemos una imagen de unión y no podremos luchar por nuestros derechos ante las instituciones.

  1. ¿Hacia dónde tiende el futuro de las agencias inmobiliarias?

La profesionalización es imprescindible. No paramos de formarnos para poder dar un servicio 100% al consumidor y también hacia la unión. Debemos seguir buscando una forma de pulir lo que nos separa entre las diferentes asociaciones y tener una única asociación que luche por todo lo que esté relacionado con el sector. Debemos tener un mismo discurso que vele por el bien del consumidor y de nuestras empresas.