El precio de venta por m2 de la vivienda usada sube un 5,75% y el de alquiler, un 16%

informe del sector del mercano inmobiliario valenciano 2017-18

El precio de venta por m2 de la vivienda usada sube un 5,75% y el de alquiler, un 16%

El precio de compra-venta de vivienda usada subió un 5,75% en la Comunitat Valenciana durante 2018, al pasar de una media de 953,7 euros por metro cuadrado en 2017, a 1.008,5 en el ejercicio recién finalizado. La tarifa mensual de alquiler de vivienda experimentó un incremento del 16% en el mismo periodo, al pasar de 5 euros por metro cuadrado a 5,8. Los precios medios también registraron aumentos en el ámbito autonómico, al pasar de 110.908 euros a 114.925 en el caso de la compra-venta (un 3,62%), y de 513,2 a 594,9 en el del alquiler (un 15,9%). Las cifras forman parte del balance de la situación del mercado inmobiliario 2017-2018 que ha difundido hoy la Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana (ASICVAL).

“No nos situamos todavía en los niveles del boom inmobiliario, pero los rondamos”, ha alertado la presidenta de ASICVAL, Nora García Donet, para quien el incremento de los precios de compra es consecuencia, sobre todo, de la falta de oferta de vivienda en un escenario simultáneo de recuperación económica y de bajos tipos de interés. A su vez, García Donet atribuyó el aumento de la tarifa mensual de los alquileres a la propia subida de los precios de venta y, también, a la escasez de oferta como consecuencia de la proliferación de alojamientos turísticos operados por terceros, en ocasiones de manera irregular. La asociación prevé que en 2019 se evolucione hacia un ligero descenso o, al menos, una moderación de precios de compra-venta, según explicó su tesorero, Óscar Amador.

Datos por provincias

Por provincias, Alicante lidera el incremento del precio de venta por metro cuadrado, con un 10,26%, al pasar de 999,8 euros a 1.102,4, seguida de Valencia, con un 2,29%, al pasar de 912,8 euros a 933,7; en Castellón, el coste se por metro cuadrado se ha estabilizado en 741 euros. El precio medio en Alicante evolucionó de 113.177 euros a 118.236 (aumento del 4,47%); en Valencia, de 110.020 a 113.712 (un 3,36% más); y en Castellón, de 90.111 a 91.629 (1,68%).

En cambio, Valencia es la provincia donde más se ha incrementado el precio del alquiler por metro cuadrado, con un 25,49%, de 5,1 euros a 6,4; le sigue Castellón, con un 17,5%, de 4 euros a 4,7, y Alicante, con un 3,92%, de 5,1 a 5,3. El precio medio de alquiler en Valencia pasó de 508 euros a 654 (incremento del 28,8%); en Castellón, de 436 a 475 (del 9%); y en Alicante, de 535 a 542 (del 1,4%).

Datos por capitales de provincia

La ciudad de València es la capital de provincia en la que más ha subido el precio de compra-venta por m2, con un 8,9%, al pasar de 1.292 euros a 1.407. En Alicante y Castelló el incremento ha sido del 7,4%, al pasar de 1.043 euros a 1.120 y de 807 a 866, respectivamente. En Alicante, el precio medio de las compra-ventas evolucionó de 111.121 euros a 121.213 (incremento del 9,08%); en València, de 136.845 a 145.227 (6,12%); y en Castelló, de 90.236 euros a 94.723 (4,97%).

València también lidera el aumento del precio de los alquileres por metro cuadrado, con un 20,63%, al pasar 6,3 euros a 7,6; le sigue Castelló, con un 13,95%, de 4,3 euros a 4,9, y Alicante, con un 6,78%, de 5,9 euros a 6,3. Respecto a los precios medios de alquiler, en València pasaron de 564 a 719 (un 27,52% más); en Alicante, de 563 a 628 (un 11,59%); y en Castelló, de 468 a 480, un 2,65%.

El informe incluye los datos de la ciudad de València desglosados por distritos y está elaborado a partir de los precios de compra-venta y alquiler de viviendas de las 750 agencias inmobiliarias de la Comunitat Valenciana que gestionan sus operaciones a través del sistema Inmovilla, un CRM (software de gestión de relaciones con clientes) de amplia implantación en el sector.

Opinión sobre las novedades estatales y autonómicas

Respecto a las novedades autonómicas en materia de alquiler, los representantes de la asociación  consideraron “beneficiosa” pero necesitada de complementos la aplicación de deducciones en el tramo autonómico del IRPF a los propietarios de pisos en alquiler que se atengan a los precios de referencia fijados para las zonas en las que más haya subido el importe de los arrendamientos, anunciada en diciembre por la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio. También calificaron de “imprescindible” la posibilidad de que tres quintas partes de los miembros de los vecinos puedan limitar o vetar la existencia de apartamentos turísticos en sus comunidades, introducida en la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

Sin embargo, consideraron “insuficientes” los beneficios fiscales incorporados a LAU y lamentaron el aumento de tres a cinco años en la duración de los contratos de alquiler (a siete cuando la vivienda sea propiedad de una sociedad), pues ya está suponiendo un aumento de los precios de oferta, el efecto contrario al deseado.

Sobre ASICVAL

La Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana fue fundada en octubre de 2011 con la denominación de Asociación de Agentes Inmobiliarios SIC Valencia y, desde entonces, se ha convertido en la principal agrupación de empresas del sector en los municipios de Castellón, Valencia y Alicante. Aglutina a 124 agencias asociadas, que disponen de 144 inmobiliarias y cuentan con alrededor de 700 profesionales, repartidos por toda la Comunitat. Forma parte de FAI, Federación de Asociaciones Inmobiliarias de España, de la que en la actualidad ostenta la presidencia, y de FADEI, Federación de Asociaciones de Empresarios Inmobiliarios. Es la MLS territorial española con un mayor número de asociados y dispone de manera estable de una bolsa compuesta por en torno a 2.500 viviendas en venta.

Los objetivos de la asociación son: fomentar las buenas prácticas entre agentes inmobiliarios y fomentar la autorregulación del sector; proteger al consumidor y vigilar el cumplimiento de las normativas en materia de consumo; facilitar el acceso a la formación de todos sus miembros.; representar a los asociados en federaciones y asociaciones nacionales; promover la libre competencia; dignificar la profesión de agente inmobiliario; y representar al sector ante la administración.