El precio de venta de la vivienda usada se congela y los alquileres reducen su subida

El precio de venta de la vivienda usada se congela y los alquileres reducen su subida

El precio medio del metro cuadrado en las operaciones de compra-venta de vivienda usada en la Comunitat Valenciana ha experimentado una congelación en el último trimestre de 2019 respecto al mismo periodo del año anterior. A su vez, la mensualidad media de los nuevos alquileres de viviendas volvió a registrar entre ambos trimestres una subida interanual generalizada, pero con incrementos menos pronunciados que los registrados hasta ahora. Son las principales conclusiones del balance de la situación del mercado inmobiliario 2018-2019 que ha presentado hoy la Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana (ASICVAL) a partir de los datos suministrados por las 787 agencias inmobiliarias de la Comunitat que gestionan sus operaciones a través del sistema Inmovilla, un CRM (software de gestión de relaciones con clientes) de amplia implantación en el sector.

La presidenta de ASICVAL, Nora García Donet, ha considerado que la evolución de los datos de compra-venta supone «una buena noticia» que, si se confirma en el primer trimestre de 2020, puede traducirse en un «cambio de ciclo». «Estábamos ya en el límite de lo que los compradores podían asumir», ha afirmado García Donet, también presidenta de FAI, la Federación de Asociaciones Inmobiliarias de España, para quien, de producirse, «la bajada no será tan brusca como en la burbuja anterior», pues los precios no han subido en la misma medida y las condiciones de concesión de los préstamos hipotecarios son más favorables como consecuencia de la situación de los tipos de interés.

En cuanto a la evolución de la mensualidad de los nuevos alquileres, la portavoz de la asociación de inmobiliarias ha considerado «saludable» que se empiece a producir una ralentización, pues las altas y prolongadas subidas constituían una «emergencia social». Frente a ella, García Donet, quien ha estado acompañada por el tesorero de la asociación, Óscar Amador, ha reclamado a las administraciones que «busquen fórmulas nuevas e imaginativas», que permitan «dar soluciones» para garantizar el derecho a una vivienda digna sin lesionar los intereses de los pequeños propietarios. En este sentido, ha propuesto que la administración conceda avales al alquiler.

La representante de ASICVAL ha manifestado también la disconformidad de la asociación con una posible limitación de los precios del alquiler obligatoria para los propietarios, pues puede producir «el efecto contrario al deseado», con la retirada de viviendas del mercado, la reducción de la oferta y el consiguiente aumento de precios. En lugar de ello, García Donet ha reclamado la concesión de incentivos fiscales atractivos para los propietarios que se atengan a los índices de referencia.

Compra-venta de vivienda usada

El precio medio del metro cuadrado en las operaciones de compra-venta de vivienda usada en la Comunitat Valenciana ha experimentado una congelación en el último trimestre de 2019 respecto al mismo periodo del año anterior. En el ámbito autonómico, los precios han registrado una reducción marginal del 0,86%, al pasar de 1.049,1 euros por metro cuadrado a 1.040,1. Aunque poco significativa, dicha bajada evidencia el inicio de un cambio de tendencia en el mercado inmobiliario operado por las agencias asociadas a ASICVAL, pues la subida interanual registrada en el último trimestre de 2018 fue del 9,37% en la Comunitat Valenciana, casi nueve puntos más que la actual.

Por provincias, Alacant sigue liderando el precio medio del metro cuadrado en la compra-venta de viviendas de segunda mano, con 1.139,1 euros (el 0,5% más que los 1.133,4 registrados en el cuarto trimestre de 2018), seguido de València, con 982,6 euros (el 1,09% más que los 972 de hace un año) y Castelló, con 867,7 euros (el 0,91% menos que los 875,7 del mismo periodo de 2018. Como en el caso autonómico, la evolución interanual de los precios provinciales registrada el último trimestre contrasta con la experimentada en el mismo periodo del año anterior, cuando Alacant anotó un aumento del 11,79%; Castelló, del 12,78%; y València, del 6,19%.

Asimismo, la evolución trimestral evidencia una bajada moderada de precios tanto en la Comunitat Valenciana (de 1.044,4 en el tercer trimestre a 1.040,1 en el cuarto) como en las provincias de Alacant (de 1.178,3 a 1.139,1) y Castelló (de 939,1 a 867,7), mientras que en València se registró un aumento (de 949,3 a 982,6).

El comportamiento del mercado es diferente, en cambio, en las tres ciudades capitales de provincia. Mientras que en Alacant el precio medio por metro cuadrado registró un descenso del 6,27% en el cuarto trimestre de 2019 respecto al mismo periodo del año anterior, de 1.227,3 euros a 1.150,3, los importes subieron tanto en Castelló (un 13,92%, de 797,7 a 908,7) como en València (un 9,84%, de 1.457,1 a 1.600,5). Las evoluciones interanuales experimentadas ahora en Alacant y València son, sin embargo, mucho menores que las registradas el año anterior, pues Alacant mostraba una subida interanual del 14,38% en el cuarto trimestre de 2018 y València, del 12,22%.

Nuevos alquileres de vivienda

La mensualidad media de los nuevos alquileres de viviendas volvió a registrar una subida interanual generalizada en el cuarto trimestre de 2019 respecto al mismo periodo del año anterior, pero con incrementos menos pronunciados que los registrados hasta ahora. Así, el precio medio de los alquileres en octubre, noviembre y diciembre subió un 6,82% respecto al registrado en el cuarto trimestre de 2019, de 563 a 601,4 euros, mientras que entre los mismos periodos de 2017 y 2018 la subida fue del 10,37%, de 510,1 a 563. Ello evidencia una ralentización progresiva de la subida del precio del alquiler durante el año 2019 en el ámbito autonómico, que se manifiesta también en los casos de las tres provincias.

Así, mientras la mensualidad ha disminuido un 0,71% en las comarcas de Castelló durante el último año, de 476,8 a 470,8, ha continuando subiendo, de manera menos pronunciada, en las comarcas de València y Alacant. En la primera se ha registrado un aumento del 9,45%, al pasar de 593,7 euros en el cuarto trimestre de 2018 a 649,8 en el mismo periodo de 2019, mientras que el incremento interanual registrado entre los mismos periodos de 2017 y 2018 fue del 12,04%. En la segunda se ha experimentado un incremento del 4,03%, de 543,9 a 565,8, mientras que el aumento experimentado el año anterior fue del 10,57%.

En cuanto al comportamiento del mercado del alquiler operado por las agencias independientes de la Comunitat Valenciana en las tres capitales de provincia, las mensualidades de los nuevos contratos de alquiler han empezado a disminuir en Alacant mientras que siguen subiendo en València, aunque de manera menos pronunciada, y Castelló. La cuota mensual media en Alacant registró un descenso interanual del 2,65% en Alacant, de 652,4 euros a 635,1, mientras que en el año anterior había registrado un aumento del 15,76%. En València, el aumento fue del 11,76%, de 709,9 euros a 793,4, mientras que el año anterior fue del 29,97%. En cambio, el incremento ha sido porcentualmente más relevante en la ciudad de Castelló, donde los alquiler subieron un 9,46% entre el cuarto trimestre de 2018 y el cuarto trimestre de 2019, de 457,6 a 500,9 euros, mientras que el alza entre los mismos periodos de 2017 y 2018 fue del 3,16%.

Sobre ASICVAL

La Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana fue fundada en octubre de 2011 con la denominación de Asociación de Agentes Inmobiliarios SIC Valencia y, desde entonces, se ha convertido en la principal agrupación de empresas del sector en los municipios de Castellón, Valencia y Alicante. Aglutina a 135 agencias asociadas repartidos por toda la Comunitat. Forma parte de FAI, Federación de Asociaciones Inmobiliarias de España, de la que en la actualidad ostenta la presidencia, y de FADEI, Federación de Asociaciones de Empresarios Inmobiliarios. Es la MLS territorial española con un mayor número de asociados y dispone de manera estable de una bolsa compuesta por en torno a 2.500 viviendas en venta.

Los objetivos de la asociación son: fomentar las buenas prácticas entre agentes inmobiliarios y fomentar la autorregulación del sector; proteger al consumidor y vigilar el cumplimiento de las normativas en materia de consumo; facilitar el acceso a la formación de todos sus miembros.; representar a los asociados en federaciones y asociaciones nacionales; promover la libre competencia; dignificar la profesión de agente inmobiliario; y representar al sector ante la administración.