El decreto del alquiler es una ocasión perdida para aumentar la oferta de vivienda

El decreto del alquiler es una ocasión perdida para aumentar la oferta de vivienda

La Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana (ASICVAL) ha considerado hoy que el nuevo real decreto ley en materia de vivienda y alquiler aprobado el viernes por el Consejo de Ministros y publicado hoy en el BOE resulta insuficiente para incrementar la oferta de inmuebles y contener el aumento de precios. “Como el decreto anterior, las medidas suponen una ocasión perdida para aumentar el número de viviendas disponibles, cuya escasa oferta es el principal motivo del alza de precios”, ha lamentado la presidenta de ASICVAL, Nora García Donet.

La asociación ha valorado la vinculación de la revisión anual de la renta a la evolución del Índice de Precios de Consumo (IPC) así como la posibilidad de que las comunidades de propietarios puedan, por una mayoría de tres quintos, limitar la presencia de viviendas de alquiler turístico y establecer cuotas especiales para sus propietarios.

Sin embargo, García Donet ha considerado que la modificación del periodo de prórroga de tres a cinco años, en el caso de propietarios particulares, y de cinco a siete, en el caso de personas jurídicas, “puede acabar desincentivando a los propietarios y ocasionar un aumento inmediato de los precios de las viviendas ofertadas en la actualidad”. Del mismo modo, la presidenta de los profesionales valencianos del sector inmobiliario ha calificado de “absolutamente insuficientes” los incentivos ofrecidos a los propietarios que se atengan al futuro índice de precios de referencia, pues “una bonificación parcial del Impuesto de Bienes Inmuebles no servirá para compensar las cantidades que dejarán de cobrar”.

García Donet ha defendido el establecimiento de una política integral de vivienda que aumente el parque de vivienda pública de alquiler (del 2,5% en España, frente al más del 10% en países de nuestro entorno) e incentive la oferta privada, mediante una mejora de la fiscalidad para los pequeños propietarios individuales y una limitación real de los pisos turísticos.

Asimismo, ha reclamado que el futuro índice de precios de referencia por metro cuadrado “refleje la realidad del mercado del alquiler” y tome en consideración aspectos como el estado de la vivienda, la presencia de mobiliario o la existencia de ascensor, “factores que el índice vigente en la Comunitat Valenciana no tiene en cuenta”.